Acto repudio contra una enfermera y su familia en Matanzas (Imagen: Captura de pantalla, Diario de Cuba)

Una turba compuesta mayormente por policías de civil, el primer secretario del PCC, y la presidenta provincial del Poder Popular Madelín González Rojas le hicieron un acto de repudio a una enfermera del hospital de Colón el pasado 10 marzo, además de atacarla a golpes a ella y a su familia, informa Martí Noticias.

Según cuenta Yurina Herrera Pedroso, el Poder Popular del municipio de Colón, en la provincia de Matanzas le prometió el 23 de enero de 2018 que le iba a entregar una vivienda nueva.


González Rojas, quien preside el Poder Popular en la provincia le había prometido entregarle una casa para que pudiera vivir con sus dos hijas de 13 y 15 años respectivamente, cuando ella se acercó a la funcionaria en diciembre de 2018.

Herrera Pedroso reveló que la presidenta del Poder Popular le dijo que estaban construyendo 8 viviendas detrás de un edificio donde viven médicos, que una de esas sería suya, lo que fue la segunda falsa promesa, porque al cabo de los tres meses cuando insistió le informaron que habían entregado todas las casas.

«Presidente, imparta y enseñe justicia. No vivimos de forma adecuada, no me manipule, no cumplieron», rezaba un cartel que la matancera decidió colocar frente a su vivienda.

Antes del mitín a la enfermera y a su familia, un agente de la Seguridad del Estado la fue a visitar, exigiéndole que le mostrara documentos de la propiedad de su residencia, Herrera Pedroso se negó y cerró la puerta de la casa.


A las dos horas frente al lugar estaba la turba organizada para repudiar y golpear, denuncia.

«Quitaron el cartel y me empujaron. Mi familia fue golpeada, me golpearon a mí, a mi hermana Yamilé Herrera, a mi otra hermana Yaima, a mi tío. A mi sobrina Claudia le provocaron un esguince producto de un empujón», confesó, añadiendo que no pertenece a ningún grupo opositor en Cuba.

Cuando la matancera acudió a hacer la denuncia a la unidad policial pertinente, le informaron que una de las agentes que más golpes había dado, la acusaba a ella y a su familia por haberla agredido.