Discriminación en Cuba

Activistas cubanos del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), han expresado su rechazo a las declaraciones del Ministro de Relaciones Exteriores del régimen, Bruno Rodríguez Parrilla, después de que afirmara en Cuba se erradicó la discriminación racial, informa Radio Martí.


El vocero del Gobierno cubano aseguró en el país caribeño se logró erradicar la discriminación racial institucionalizada, añadiendo que lo que perdura en la sociedad “son restos del fenómeno sin relación con las políticas” estatales.

Sin embargo, afrodescendientes cubanos no estuvieron de acuerdo con las afirmaciones de Rodríguez Parrilla.

De acuerdo con un comunicado del CIR, la política oficial del Gobierno de la Isla ha estado marcada por la ceguera ideológica frente a la discusión abierta de los problemas raciales, por muchísimo tiempo.

El etnólogo e intelectual cubano Manuel Cuesta Morúa, expresó que en Cuba la discriminación es institucional “porque está inscrita en las prácticas de cómo los que rigen las instituciones establecen sus vínculos, su relación, sus prejuicios y hasta su visión sobre los afrodescendientes”.


“Desafortunadamente, en Cuba, todos los esfuerzos desde la sociedad civil para erradicar y combatir el racismo son reprimidos por las autoridades”, añadió Cuesta Morúa.

Por su parte, la activista Marthadela Tamayo, mencionó que ve con mucha preocupación el discurso del régimen, y lo catalogó como ciego y “triunfalista”.

Mientras el líder del CIR, Juan Antonio Madrazo Luna, reveló que en noviembre de 2020, cuando los miembros de ese movimiento se iban a reunir, la sede de la organización fue allanada.

Asimismo Madrazo Luna acusó al Gobierno de ser el único responsable de que en la Isla no haya “una política anclada en los programas curriculares para desmontar los prejuicios y esterotipos que prevalecen en la sociedad”.

También señaló “no hay una producción de contenidos” que ayuden “en los programas educativos y audiovisuales”.