cristales-hotel-holguin


Varios turistas británicos que se encontraban disfrutando de unas vacaciones en Holguín, han sido dejados a su suerte en los distintos hoteles, uno de ellos el hotel Brisas Guardalavaca, tras el paso del huracán Matthew.

Las turistas Helen Lane y su amiga Lorraine Morrison, de 52 y de 46 años de edad, respectivamente, han podido alertar a sus familiares en el extranjero de su preocupación por el paso del poderoso huracán a través de Facebook,expresaron que serán llevados al sótano, suministros se les han hecho llegar como luces de emergencia, alimentos y bebidas.

Se observa en las puertas del hotel Blau Costa Verde de Guardalavaca, un aviso pegado sobre las puertas de vidrio aseguradas con cinta adhesiva que expresa: «Como medida de seguridad ante la cercanía del huracán Matthew nuestros servicios se ofrecerán sólo hasta el domingo 02/10/16 a las 12 pm. Rogamos disculpas por los inconvenientes».

Una turista declaró «Estamos en el paso directo del huracán y Thomas Cook se niega a evacuarnos. Hay unos 50 británicos en nuestro hotel y otros 200 y tantos en otros tres hoteles. Han suspendido los servicios y el personal se ha ido a casa, dejando a los turistas británicos solos a su suerte mientras se acerca el ciclón».

«Todos los demás países, como Canadá y Alemania han evacuado a sus huéspedes al norte de la isla. Todo el mundo tiene miedo, incluso los empleados, que dijeron que se iban a las 3:00 de la tarde», declaró.


La agencia de viajes Thomas Cook expresó a los turistas varados que el gobierno cubano accedió a trasladar al aeropuerto de Cayo Coco a 570 clientes que tenian vuelos programados los días lunes y el martes, pero que negó permiso para evacuar a los demás turistas.

Los turistas que se resguardaran en el hotel han publicado que los empleados se encuentran moviendo muebles, asegurando planchas del falso techo y las mercancías de las tiendas, reforzando con cinta adhesiva en las ventanas y puertas de cristal. Un turista declaró «A mí me parece que están más preocupados por las ventanas que por complacer a los huéspedes. Nos han dicho que todos los refugios están llenos y que tendremos que quedarnos y pasarlo en nuestras habitaciones».

Otro de los turistas comento que «Estamos muy asustados, dimos un recorrido por el hotel y parece un sitio fantasma».
Se espera que Matthew con categoría 4 tenga vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora.