Nuevamente la necesidad obliga a los cubanos de la Isla a criar cerdos en sus casas, como en la época del período especial en los 90 del pasado siglo, cuando la crisis económica en la Mayor de las Antillas llegó a su punto clímax.

Una guantanamera expresó en un fragmento de reportaje de Diario de Cuba: “Es por la necesidad que hay, el pollo antes lo daban mensual, ahora lo dan diez veces al año, parece que el año tiene 10 meses, y hay que criar animales, porque hay que comer”, mientras en los patios de tierra, se ven los cerdos, las gallinas, y pequeños pollos.

Pero la misma situación ocurre incluso en apartamentos de edificios multifamiliares en La Habana, donde las familias crían puercos dentro de sus propias casas, sin tener las condiciones necesarias para proteger su salud.


A la par se incrementa la insalubridad y las epidemias en el país. Los cubanos no obstante, dicen saber a qué peligros se enfrentan, a la transmisión del cólera, la leptospirosis, y otras enfermedades, pero el hambre pisa más fuerte.

“Aquí todo el mundo cría, unos con mejores, otros con peores, pésimas condiciones, a pesar de la escasez de agua hay que criarlos, y la autoridad que venga, bueno que me ponga la carnicería, porque el picadillo viene cuando se acuerdan, jamonada ni soñar con ella, si no es cara, el salario no da”, detalló la guantanamera.