A pesar de la incertidumbre, más de 2.000 migrantes cubanos se lanzan a la frontera tras bloqueo temporal del MPP/Imágenes tomadas de CubaNet, autor: Judith Torrea

Luego de que el viernes la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos bloqueó temporalmente el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), por el que se han retornado a México a más de 60 mil solicitantes de asilo político, desde enero del pasado año, los cubanos varados en ese país han visto de alguna manera una nueva oportunidad de llegar a tierra de libertad, reporta CubaNet.

«Todo el mundo está como loco para irse, pero hay que analizar, muchos quieren dejar los trabajos e irse. Hay una fila de gente que se quiere ir», cuenta Ernesto Cruz un profesor de inglés cubano, que ahora descarga camiones de verduras en Ciudad Juárez.


Con la algarabía, Cruz pensó en cruzar ayer mismo en la noche, legal o ilegalmente, sin embargo al rato pensó con más calma, ha trabajado todo un año en Juárez, desde que llegó, y al menos pudo enviar un paquete con jabones y pasta de dientes a Santa Clara, donde viven todavía su esposa y sus dos niños.

El cubano también valoró la posibilidad de que si al cruzar lo meten en uno de los centros de detención de los que es casi imposible conseguir el asilo político en EEUU, podría terminar deportado a la Isla.

De igual modo en las más de 80 páginas de la decisión los jueces argumentan la decisión de revocar el MPP, aprobada por estrecho margen, gracias a los votos de dos jueves a favor, y uno en contra.

Por otra parte fuentes del Departamento de Justicia informaron que la administración del presidente Donald Trump apelará esta decisión de la Corte.


Enrique Valenzuela, la máxima autoridad del gobierno del estado de Chihuahua en atención a migrantes, dijo a la periodista Judith Torrea para CubaNet, que pueden confirmar «se ha suspendido el protocolo del MPP y no tenemos claridad de lo que va a pasar. Nos han llegado al CAIM (Centro de Atención Integral de Migrantes en Ciudad Juárez) unas veinte personas preguntando, pero no somos quienes nosotros para motivar que ellos crucen ni para decirles que se queden».

Yoardis Martínez Fonseca, que fue la primera cubana que fue retornada a México cuando se incluyó a los migrantes isleños en el protocolo del MPP, dijo «por un lado, nos alegramos y por el otro, estamos entre la espada y la pared, porque no sabes si al final la Corte Suprema lo va a anular y con todo lo que hemos pasado nadie se va  a lanzar a la primera».

Un gran número de migrantes en Juárez, México, que conforman el 80% de los solicitantes de asilo político en El Paso, Texas, están confundidos con el bloqueo temporal de la medida de Trump, reconocen.

«Todo está confuso, hay que esperar», detalla Fonseca, profesora de educación física.

Pese a la confusión, centenares de migrantes anunciaban se aglomerarían en la medianoche en los puentes fronterizos, con la esperanza de que les permitan pasar de manera legal; otros prefieren ver qué resulta en el transcurso de los días.

Yoni Ruiz Carballosa, uno de los migrantes que, por su caso, tuviera más posibilidades de obtener el asilo político en EEUU, detalló: «No cruzaría, no hay nada que me garantiza que voy a tener una residencia en Estados Unidos, sino me dan una garantía de parole humanitario en libertad, como ocurría antes del MPP (y para poder solicitar la Ley de Ajuste Cubano)».

«Ganar el caso de asilo político es casi imposible ahora y no puedo arriesgarme a ser deportado a Cuba», sostuvo Carballosa.

Pese al miedo y a la incertidumbre, más de 2.000 cubanos llegaron a la frontera mexicano-estadounidense tras bloqueo temporal del MPP.