A pesar de la «coyuntura» comienzan a construir la Torre López-Callejas en el capitalino Vedado (Imagen tomada de Diario de Cuba)

A pesar de la «situación coyuntural» anunciada por el Gobierno cubano, siguen las obras en el hotel de la intersección de 23 y K, en el capitalino Vedado, que busca convertirse en el edificio más alto de La Habana, informa Diario de Cuba.


Bautizada desde ya como la Torre López-Callejas, por el nombre del yerno de Raúl Castro, quien está detrás del mega proyecto, estará bajo la gestión de la hotelera francesa Accor Hotels, de acuerdo a fuentes que prefirieron no revelar su identidad por temor.

La fundición de sus cimientos primarios, ya se aprecian en el «hueco del Vedado» frente a la heladería Coppelía y al parque El Quijote, a su alrededor altas vallas de metal impiden la gente husmee demasiado.

Asimismo algunas casetas de vigilancia han sido colocadas alrededor, en especial en la zona de la calle 25.

La torre de 42 pisos comenzó a edificarse en septiembre de este año, se espera se concluya en 2022.


Prevén sea una instalación cinco estrellas, con 565 habitaciones, según la directora de Desarrollo de la Empresa Inmobiliaria Almest, de GAESA la empresa de los militares cubanos.

La primera fase constructiva durará trece meses, explicó la funcionaria Deysi Malvares, luego levantar el edificio han dicho tomará dos años y medios.

Para erigir el hotel pretenden contratar unos 500 trabajadores indios y pakistaníes, lo que costará a Cuba unos 50 millones de dólares, solo por el concepto de sueldo para los empleados extranjeros, la nueva instalación de lujo se construye con un 100% de capital propio.