Desde hoy lunes el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) comenzará a dar autoridad a los funcionarios de inmigración para negar o cancelar visas a personas que hayan solicitado beneficios públicos tales como Medicaid, programa de alimentación para niños o las estampillas de alimentos.

Según reportó Univisión Noticias, las autoridades podrían incluso aplicar este procedimiento al regreso de un viaje.

“El oficial en la entrada le puede decir ‘perfecto, qué bueno que viniste, dame tu residencia, no te la voy a devolver, te voy a poner un proceso de deportación’”, explicó un exfiscal de una corte migratoria a Univisión.

Estas medidas siempre han existido en las leyes de inmigración, pero con la administración Trump se están aplicando con mayor rigidez.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los cubanos no serán afectados por esta nueva medida.

Algunos expertos recomiendan no aceptar ningún tipo de ayuda del gobierno a menos que sea completamente imprescindible.