Captura de pantalla WSVN News

Una mujer del sur de Florida recuperó los sentidos del olfato y el paladar luego de un procedimiento quirúrgico llevado a cabo por primera vez en el estado de la Florida.

WSVN 7 News compartió los detalles del caso de Yadira Erriguible, una mujer que un día sin previo aviso amaneció sin paladar y sin olfato. Poco después comenzó a sentir dolores de cabeza.

Cuenta Erriguible que sus amigos le aconsejaron que buscara atención médica debido a la peculiaridad de su situación y a su edad. El diagnóstico tomó a todos por sorpresa: tenía múltiples aneurismas cerebrales.


Los aneurismas intracraneales son dilataciones localizadas en la pared arterial. En el caso de Erriguible estuvo privada del olfato y el paladar por meses hasta que un procedimiento milagroso le regresó los sentidos.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“A veces, varios aneurismas son una sentencia de muerte, por lo que es una enfermedad muy peligrosa”, dijo el Dr. Italo Linfante en el Miami Cardiac and Vascular Institute en Kendall. “Es como tener una bomba en el cerebro de alguien, y lo que hacemos es desactivar esta bomba, así que la aseguramos y ya no estalla ni sangra”.

Erriguible recibió especial atención por parte del Dr. Infante y el equipo de especialistas y enfermeras del Centro de Neurociencia de Baptist Health.

El Dr. Infante por primera vez en la historia del estado llevó a cabo un procedimiento médico para eliminar el riesgo que representaban los aneurismas en el cerebro. El procedimiento se hizo satisfactoriamente con el uso de un dispositivo especial recién aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Erriguible dijo, después de su cirugía en diciembre, vio los cambios de inmediato. “De inmediato, el perfume de la enfermera, podía olerlo tan pronto como llegaron para tomar la presión arterial”, dijo.

A la hora de comer, el pollo le supo sabroso. “Es tan bueno. Es una buena sensación saber lo que estás comiendo, porque pasé casi seis, siete meses sin saberlo “, dijo.

“Estoy muy agradecida, muy agradecida. Siento que puedo vivir una vida mejor ahora, y espero tener una vida feliz “, dijo Erriguible en un mensaje al personal médico que la trató.