A pesar de las nuevas contrataciones de jueces, las demoras y los tiempos de espera en las cortes de inmigración han alcanzado tal punto que algunas personas no tendrán su primera audiencia hasta el final de la presidencia de Trump, de acuerdo a un análisis de la Universidad de Syracuse publicado esta semana.

El estudio de la universidad compara datos del gobierno hasta fines de abril de este año.

Un total de 585,930 están demorados, y el tiempo promedio de espera es de 670 días. Los casos demorados se han duplicado desde el 2010, y el tiempo de espera varía de corte en corte.

Chicago tiene las peores demoras del país, con un promedio de espera de 1,820 días por caso.

La administración del presidente Trump ha contratado a 125 nuevos jueces bajo la supervisión del fiscal general Jeff Sessions; de esos, 79 ya han sido juramentados.

El presupuesto aprobado recientemente por el Senado, sin embargo, provee fondos para tan solo 10 nuevos jueces.

(Con información de Telemundo)