En el día de ayer un grupo de 44 senadores estadounidenses enviaron una carta Raúl Castro pidiéndole la liberación de Alan Gross dejándole ver que no hacerlo imposibilitaría una mejora en las relaciones entre ambos países. Los senadores cubanoamericanos Marco Rubio y Bob Menéndez no firmaron la carta por considerarla ridícula y de reconocimiento a la legalidad de la dictadura. Aquí les dejo este reportaje de América Tevé con declaraciones de Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Rafael Díaz-Balart.

Ver Más
Rostros infantiles en blanco y negro, embellecen La Habana