La Política de Pies secos/Pies Mojados fue implementada por la administración Clinton en el año 1995 a consecuencia de una revisión del tema migratorio cubano después del éxodo de balseros en el año 1994.

La administración de Clinton llego a un acuerdo con la Habana de devolver a todo aquel que interceptara en el mar y el gobierno de Cuba se comprometió a aceptarlos, no así con los que llegan a tierra firme.

Vale aclarar que todo el origen de esta política es que Cuba se niega a aceptar deportaciones desde Estados Unidos por lo que el gobierno de este país ha tenido que buscar soluciones migratorias para los cubanos.

Muchos confunden esta política de Pies secos pies mojados con la Ley de Ajuste Cubano pero son dos cosas muy diferentes, la Ley de Ajuste Cubano es como su nombre lo indica un ajuste de estatus que permite a los cubanos después de permanecer un año y un día en los Estados Unidos.

La política de pies secos pies mojados permite a los cubanos permanecer en Estados Unidos si logran llegar a tierra firme sin ser interceptados. Esta política es muy criticada por muchos ya que creen injusto devolver a aquellos que son interceptados en el mar, ya en muchos casos se han cometido graves injusticias.