Este domingo 4 de marzo, un grupo de diez migrantes cubanos a bordo fueron interceptados por la Guardia Costera de EEUU, luego del aviso de oficial del Servicio de Conservación de la Vida Silvestre de la Florida sobre una balsa artificial con 10 personas a bordo a 3 millas al sur de Key Biscayne, Florida.

Los cubanos fueron repatriados al puerto de Cabañas, Cuba, a bordo del escampavías Raymond Evans, de la Guardia Costera estadounidense, dio a conocer la prensa de esa entidad federal.

El Comandante Willie Carmichael, de la Guardia Costera 7mo Distrito explicó: “Las empresas de migrantes ilegales en el mar son arriesgadas y peligrosas”.

“La Guardia Costera y sus agencias asociadas continuarán manteniendo una presencia para detener y prevenir la migración ilegal, y hacer todo lo posible para rescatar a los que se ponen en riesgo a bordo de balsas no aptas para navegar antes de que termine trágicamente”, añadió.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En las naves todos los migrantes, sin importar la nacionalidad reciben alimentos, agua, refugio y atención médica.

Desde el inicio del año fiscal 2018, que comenzó el 1 de octubre pasado, alrededor de 58 inmigrantes cubanos han intentado llegar ilegalmente a los Estados Unidos, a través de un medio marítimo.

Durante el año fiscal 2017, la cifra fue de 1.934 migrantes cubanos, las estadísticas mencionadas representan el total de interdicciones en el mar, aterrizajes e interrupciones en el Estrecho de Florida, Caribe y Atlántico.

(Con información de Martí Noticias)