El gobierno de Cuba, a través del Ministro de Transporte Adel Yzquierdo Rodríguez, culpo a Estados Unidos y al embargo de tener que aviones a compañías como Global Air para operar vuelos en la isla.

El 18 de mayo del 2018 un avión Boeing 737 de Global Air rentado por Cubana de Aviación cayó momentos después de despegar del aeropuerto de La Habana dejando un total de 110 muertos. El gobierno de la isla no ha perdido tiempo en justificar su decisión de rentar la aeronave culpando como siempre a Estados Unidos.

El gobierno de la isla aseguró que el avión lo había sido rentado hace menos de un mes y se conserva toda la documentación donde se refleja que la tripulación estaba certificada y apta para volar.

Con el paso de los días se ha sabido que Global Air había presentado múltiples problemas en el pasado, desde un aterrizaje de emergencia en el 2010 donde el avión perdió el tren de aterrizaje hasta denuncias de pilotos de vuelos con gomas ponchadas y sin sistema de navegación.