Ricardo Martinelli ex presidente de Panamá envió una carta abierta dirigida “al pueblo y Gobierno de EEUU”, en la misiva revela que fue seriamente amenazado por el ex gobernante cubano Raúl Castro durante la captura de un barco norcoreano procedente de la Isla, que transportaba armas ocultas con destino a Corea del Norte.

Martí Noticias recogió el testimonio de Martinelli, donde explica que “antes de incautar el barco de Corea del Norte fui llamado por el Presidente Raúl Castro y el Ministro de Asuntos Exteriores de Cuba donde me amenazaron. Se dejó muy claro que si detenía la nave sufriría graves consecuencias”.

El medio de Miami asegura tener copia de las cuatro páginas de la carta, fechada el 14 de mayo, recoge CubaNet.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En el texto el ex mandatario panameño lamenta que las autoridades estadounidenses hayan aceptado su extradición solicitada por el gobierno del presidente Juan Carlos Varela.

“Cuando la CIA me pidió que detuviera en el Canal de Panamá el barco norcoreano que salía de Cuba ni siquiera pestañeé. Yo mismo busqué en el barco y encontré las armas, misiles, aviones y radares que violaban el embargo de Naciones Unidas”, detalló Martinelli.

En julio de 2013 fue interceptado el barco de Pyongyang “Chong Chon Gang” por autoridades panameñas, el navío intentaba cruzar el Canal de Panamá, con un cargamento de armas cubanas a bordo no declaradas, escondidas bajo un cargamento de 10.000 toneladas de azúcar.

De acuerdo a CubaNet, el barco norcoreano transportaba unas 240 toneladas de armamentos, entre los que llevaba dos complejos de misiles antiaéreos Volga y Pechora, fabricados en Rusia, nueve cohetes en partes y piezas, “dos aviones Mig-21 Bis” y 15 motores de aeronaves.

El régimen de La Habana declaró que se trataba de armamento “obsoleto”, sin embargo expertos de la ONU viajaron a Panamá e inspeccionaron las armas, e indicaron que el Gobierno cubano había violado las resoluciones de Naciones Unidas que impiden a Norcorea importar o exportar cualquier tipo de armamentos.

“Después de haber capturado el barco el Presidente de Estados Unidos me llamó para agradecerme mi intervención y aproveché para informarle de las amenazas recibidas del gobierno cubano”, escribió el ex presidente panameño.

La misiva del ex mandatario contiene fuertes reproches a las autoridades de EEUU inmersas en su proceso de extradición.

La carta de Martinelli también rememora las diversas oportunidades en que su gobierno y él personalmente colaboraron con las autoridades estadounidenses en diferentes asuntos de interés, como reducción de tráfico de drogas o incluso la negativa a las guerrillas de las FARC para que usaran a Panamá como santuario.

De 2009 a 2014, Martinelli fue el presidente de Panamá, en junio de 2017 fue arrestado en su casa de Coral Gables, Florida, donde residía tras salir de su país dos años antes.

A causa de la supuesta intervención ilegal de las comunicaciones a unos 150 opositores durante su presidencia, el gobierno panameño solicitó la extradición del ex presidente en 2016.

El pasado año en el mes de agosto un juez federal autorizó la extradición de Martinelli, quien niega los cargos en su contra, y dice tratarse de una venganza política de Juan Carlos Varela, actual presidente de Panamá.

El ex presidente deberá presentar sus argumentos por una apelación que presentó contra la extradición, tiene hasta el 1 de junio para sustentar el caso, de acuerdo a la Corte de Apelaciones de Atlanta que le concedió el plazo.

“Mi carrera política está lejos de terminar. Al contrario, este proceso me ha convertido en un mártir político. Mis índices de aprobación en Panamá se incrementaron a fines de mi mandato y las más recientes encuestas muestran que esa aprobación está aumentando una vez más”, expresó.

“Si algo he aprendido en este tiempo es que la verdad siempre se abre paso”, añadió.

Puesto que cuando empezó el proceso de extradición “habían 23 casos abiertos en contra” de Martinelli, según el ex jefe de estado “políticamente motivados” y “solo cuatro de ellos se mantienen, y pronto serán desestimados”, puntualizó.

(Con información de CubaNet)