El gobierno de Estados Unidos durante la guerra fría tenía listos 261 mil soldados para tomar Cuba en 15 días y sacar a Castro del poder.

La revelación vino en uno de los documentos desclasificados de la CIA donde hay un memorándum del 8 de agosto de 1962 dirigido al entonces presidente John F. Kennedy.

“Para tomar el control de áreas estratégicas clave en Cuba dentro de 10-15 días con bajas mínimas a ambos lados, alrededor de 261,000 militares estadounidenses participarían en la operación”, dijo el memorando dirigido al “Grupo Especial” que desarrolla planes para eliminar a Castro, citado por USA Today.