El balsero cubano Andy de la Torre, estuvo 24 días sin rumbo en altamar, pero finalmente logra llegar a costas estadounidenses, según dijo fueron 43 los intentos que hizo para cumplir con su objetivo, llegar a Estados Unidos.

“Hice 43 intentos [para llegar a Estados Unidos] y si no hubiera sido el 43 hubiera sido el 44, el 45, el 46…”, “Llevábamos 15 días sin tomar nada. Nada más tomando agua de lluvia y agua salada. 15 días que fueron… Eso no se lo deseo a nadie”


El migrante sintió tanto miedo en este viaje #43, que él y otros dos iban en la embarcación pensaron que morirían:

Pensábamos que íbamos a morir. Nunca en los 43 viajes que realicé, sentí tanto miedo de morir como en este viaje”

Explica que cuando los rescataron se echaron a llorar:

“Los muchachos comenzaron a llorar y yo empecé a llorar. Yo no soy mucho de llorar y eso, pero fue algo increíble cuando vi al buzo colgando del arnés que bajó y vino nadando hasta donde estábamos nosotros”, logrando así llegar a Estados Unidos el 16 de julio.

Según Univisión, Andy de la Torre, por el estado de salud en que se encontraba, le fue permitido permanecer en territorio estadounidense y no repatriado como generalmente ocurre con los interceptados en el mar por la Guardia Costera.


El capitán de Corbeta, Mark Cobb, perteneciente al Séptimo Distrito de la Guardia Costera, dijo:

“La posibilidad de ser detenido por tripulaciones de la Guardia Costera mientras migra ilegalmente a través del Estrecho de Florida es extremadamente alta”, “Nadie debería arriesgar su vida en embarcaciones rústicas inseguras en mares impredecibles”

Durante este año fiscal 2022, según estadísticas, los tripulantes de la Guardia Costera de los Estados Unidos, han superado las cifras de años anteriores con 3994 cubanos interceptados. En el año 2017 fueron interceptados 2468 cubanos, en el 2018 (259), en el 2019 (313), en el 2020 (49), en el 2021 (838).