Una red de explotación sexual que utilizaba prácticas de santería para coaccionar a mujeres de origen sudamericano, ha sido desmantelada en Lorca, España, por la Policía Nacional.

La red captaba mujeres y las forzaba a ejercer la prostitución, bajo amenazas de rituales de “magia negra” y sacrificios de animales.

Siete personas de nacionalidad brasileña, cubana y española estaban implicados; las autoridades hallaron y liberaron a diez mujeres foráneas, ocho de ellas indocumentadas en el país ibérico, que eran explotadas sexualmente en cinco locaciones en las que se descubrieron “altares de santería”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los rituales suponían “una carga coactiva para las féminas que captaban”, y mediante los cuales “se granjeaban la obediencia, confidencialidad y fidelidad” de las explotadas.

Como “maestros santeros” se autodefinían los dos principales cabecillas de la red ilegal.

En septiembre una denuncia anónima vía telefónica enteró a la policía de la existencia de esta organización delictiva, liderada por una mujer brasileña; entre los delitos encontrados no sólo se descubrió la explotación sexual y laboral de mujeres, sino también tráfico de drogas.

En el centro de Lorca, los oficiales hallaron una cafetería en la que la red atraía a las chicas para trabajar, y que luego las trasladaba a un chalé y a un piso en la ciudad, donde eran forzadas a prostituirse.

Los miembros de la organización, gozaban de privilegios adquisitivos; a los arrestados se le encontraron vehículos de alta gama, y propiedades de inmuebles.

En dichos inmuebles, se han hallado cuartos dedicados de manera exclusiva a ritos de la santería; cinco de esas viviendas y establecimientos fueron registrados en Lorca y Alhama de Murcia; en estas locaciones se confiscó 108.000 euros en efectivo; tres vehículos; cocaína y una “roca” de esta droga de 300 gramos de peso, además de armas blancas y objetos para los ritos religiosos.

Tres de los siete detenidos han sido liberados con cargos, y otros cuatro se encuentran en prisión provisional.

(Con información de Cubanet)