Foto de Archivo

Vecinos pertenecientes a un municipio del estado de Yucatán, en México, acusaron a cuatro cubanos de cometer “actos de brujería”. Los cubanos fueron detenidos por las autoridades del lugar.

Los cubanos fueron acusados el lunes por personas que residen en el pueblo de Chelem, en el municipio Progreso, refiriendo que estos llegaron a bordo de un auto Tsuru y se instalaron en la zona del manglar del puerto de Chelem, donde habrían enterrado cuatro pollos como parte de un presunto acto de brujería, según reporte del diario de Yucatán ‘La verdad noticias’.


Oficiales de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito (DSPT) y la Policía Ecológica acudieron al lugar acompañados del comisario municipal, Yonnan Cutz, para entrevistar a las personas, quienes se identificaron como extranjeros, negaron las acusaciones de brujería en su contra y alegaron desconocer que no se podía acceder a esa área en vehículo.

De acuerdo al sitio local Grillo de Yucatán, las autoridades hallaron cuatro pollos cubiertos de sangre depositados en un basurero clandestino en la zona de la ría.

Una de las vecinas, que encontró restos de animales, aseguró incluso que le estaban haciendo brujería y rituales satánicos «para quitarle el amor de su esposo, que nadie querría ni regalado», dijo la publicación.

Tras los detalles ofrecidos pudiera tratarse de ofrendas o rituales de santería cubana, aunque no fue registrado por los medios de prensa.

Los cubanos fueron trasladados por las autoridades a la DSPT, para investigar más sobre las acusaciones que pesan sobre ellos y verificar su estatus migratorio.


Las autoridades no hallaron pruebas de que realizaron rituales de brujería, no obstante tuvieron que pagar una multa «por tirar los desperdicios de cuatro pollos en un basurero clandestino», según el portal de noticias.

El sacrificio de animales es castigado en el estado de Yucatán por considerarse un atentado contra la vida animal; en muchos casos se penaliza con una multa.