Las autoridades estadounidenses condenaron al cubano Yoandy Pérez Llanes, de 34 años debido a su rol en una conspiración internacional que presentó más de 900 declaraciones falsas de impuestos federales utilizando información usurpada de empleados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, con el objetivo de beneficiarse de 2,2 millones de dólares.

Llanes se declaró culpable de conspiración de lavado de dinero y cargos de robo de identidad agravados en abril pasado.

El cubano que ha estado bajo custodia desde su arresto en Venezuela en mayo de 2015, fue sentenciado este jueves por un juez federal en Pittsburgh.

Condenado a 30 meses bajo custodia y otros seis meses más en la cárcel, se enfrentará a la deportación al término de sus tres años en prisión.

El reo también debe pagar 696.000 dólares en créditos no reembolsados de Amazon como parte de su sentencia.

El rol que jugaba Llanes era rastrear reembolsos falsos de impuestos que debían pagarse como créditos de Amazon.com, así como recibir teléfonos celulares, computadoras y otros productos electrónicos adquiridos a crédito que le fueron enviados a Venezuela, de acuerdo al abogado Gregory Melucci.

La investigación que busca quién hackeó las computadoras del Centro Médico y aparentemente vendió esa información en sitios encriptados conocidos como Dark Web prosigue, añadió el abogado.

Tampoco está claro si Llanes será deportado a Venezuela o a Cuba.

(Con información de Diario de Cuba)