Aunque todavía encabeza las encuestas a las elecciones presidenciales de Ecuador, el candidato oficialista Lenín Moreno puede sufrir un revés en sus aspiraciones de lograr el triunfo en primera vuelta por su posible relación en un escándalo de corrupción con vínculos en Miami.

Las últimas encuestas publicadas a pocos días de las elecciones, fijan la ventaja de Moreno entre un 10 y 20 por ciento sobre sus más cercano contrincante, el banquero Guillermo Lasso.

Pero, los números de Moreno están siendo afectados por su compañero de fórmula presidencial, Jorge Glas, quien desde el año pasado está involucrado en un escándalo de corrupción por lavado de dinero y por sobornos pagados para manipular contratos con la empresa Petroecuador. Glas es el actual vicepresidente del país sudamericano.

La semana pasada desde Miami, el ex ministro de Petróleo Carlos Pareja acusó a Glas de estar al tanto de este sonado caso de corrupción.

Expertos señalan que el deseo de cambio después 10 años de gobierno izquierdista podría también influir en los días finales de la contienda electoral.