Conan O’Brien durante su visita a Cuba no pudo dejar de visitar el malecón de La Habana. En su visita al Malecón converso con los ahí presentes y hasta bebió ron en caja.