Un padre de Nashville, Tennessee se levantó temprano el miércoles para dejar a sus dos hijos en el jardín infantil, pues se disponía a realizar un viaje de negocios.

Matt Barker dejó a su hijo de cinco años, regresó a su hogar, y luego tomó un transporte hasta el aeropuerto, nunca se dio cuenta de que había dejado a su bebé de apenas un año de edad en el asiento trasero del auto, recoge El Nuevo Herald.

Jenny Barker, su esposa fue en la tarde a recoger a la niña al jardín, le dijeron que en la mañana nadie había llevado a la niña a la guardería.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La madre se asustó imaginando lo peor, llamó al 911, y condujo hasta su casa, en el automóvil de su esposo halló a Katera, la bebé que ambos adoptaron.

La mujer logró sacar a la niña, brindarle los primeros auxilios, antes de que llegaran los paramédicos.

La ambulancia llevó a la pequeña a un hospital infantil, y allí la niña fue declarada muerta.

El diario miamense reporta que de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, la temperatura máxima del miércoles en Nashville fue de 89 grados Fahrenheit [31 centígrados], y señala que dentro del auto podría estar aún más caliente.

En EEUU un total de 43 niños murieron el pasado año por insolación vehicular, y este 2018 ya se reportan 7 menores fallecidos por esta causa.

Matt Barker viajó esa misma noche a Nashville, y junto a su esposa ha cooperado en la investigación, según 12 News, la Policía Metropolitana anunció que no planea presentar cargos contra el hombre.

(Con información de El Nuevo Herald)