Este lunes, un pequeño grupo de cubanos desembarcó en Caimán Brac, luego de que la lancha se estrellara contra los arrecifes y fuera destruida, dieron a conocer funcionarios del Departamento de Inmigración al diario Cayman Compass.

La tripulación estaba conformada por tres hombres que sufrieron heridas leves en el naufragio, y se mantuvieron bajo custodia a la espera de su traslado a Gran Caimán.

Desde que el expresidente Obama derogara la política “pies secos-pies mojados” el pasado enero, este ha sido el primer desembarco reportado.

De los 60 inmigrantes que se reportaban a inicios de año, en la actualidad permanecen 26, alojados en el Centro de Detención de Inmigrantes en George Town.

Muchos cubanos que intentaban llegar a México para cruzar la frontera con Estados Unidos, hacían escala en Gran Caimán o en Caimán Brac, en medio de su travesía marítima para llegar a tierra de libertad.

Para las Islas Caimán, los costos de mantenerse al día con migrantes han propiciado un gran gasto de presupuesto desde 2014.

Wesley Howell, el jefe de despacho del Ministerio de Relaciones Exteriores advirtió en febrero de 2017, que los migrantes cubanos estaban generando un significativo gasto, de alrededor de $5 millones durante 2016 y 2015.

(Con información de Martí Noticias)