Yomil vuelve a la carga contra Otaola, y desmiente vayan a expropiar su casa (Imagen tomada de redes sociales)

El reguetonero cubano Yomil Hidalgo arremetió contra los medios de prensa que abordan la realidad de Cuba y de los cubanos, a los que tildó de «amarillistas» y dijo «se dedicaban al chisme por difamar y sabotear», a raíz de unos rumores que salieron a la luz sobre la posibilidad de que el régimen de la Isla le decomisara la casa al artista por considerarla ilegal.

«Para los medios amarillistas, para los que se dedican al chisme, a difamar, a los mismos que ustedes saben que es una moda hoy en día, bueno parece que que están diciendo ahora que salió una foto que si dicen que me van a expropiar la casa, que si mi casa está en un terreno ilegal», comentó el cantante de música urbana sobre los rumores que han circulado en las redes sobre su propiedad en el Casino Deportivo, de La Habana.


Según Yomil el compró su casa a unas personas mayores, «la casa es legal está a nombre de mi mamá…preparé mi proyecto lo aprobaron todo bien la gente de Vivienda».

El cantante explicó que no tiene problemas con su vivienda, ni lo piensa tener tampoco.

Yomil aunque no mencionó su nombre, se refirió al popular show que conduce el presentador cubano Alexander Otaola en Miami como «programucho».


Además acusó a Otaola de sabotear su carrera, porque a su juicio el presentador cita a personas en su programa para que se comuniquen con la Embajada de Canadá y le cancelen su visa.

«Me estás acosando, me estás difamando, me estás acosando porque los otros días estaba Lenier (Mesa) aquí, y también mandaste a tirar foto afuera de mi casa, entrando el muchacho aquí, y para mi eso es acoso», declaró Yomil en clara alusión a Otaola, por quien el reguetonero tiene una orden de detención en Miami, tras haber propinado una bofetada al conductor en una tienda de la ciudad del exilio en 2018.

El músico salió a hacer la aclaración en redes sociales, luego de que Otaola mostrara una publicación de Instagram, que aseguraba la propiedad de Yomil podía ser expropiada por una posible ilegalidad del terreno.