“Yo no he dicho que me voy para Cuba. De aquí a un año pueden pasar muchas cosas (…) la niña necesita de cuidados médicos y no puede viajar todavía”, dijo Yoelvis Gattorno quien llegó esta semana a Miami con una visa humanitaria para probar ser el padre de Valeria, la bebé nacida en EEUU, cuya madre cubana murió durante el parto.

Gattorno ganó esta semana la custodia de la bebé tras dos meses de incertidumbre, y en una entrevista con el noticiero Univisión despejó algunas dudas.

La niña nació en el Hospital Jackson Memorial de Miami, el 2 de marzo pasado, y su madre Yarisleidy Cuba Rodríguez falleció dando a luz, fue entonces cuando la pequeña permaneció bajo la custodia temporal de la prima de su madre fallecida, Nairobis Pacheco.

La prima de la madre de Valeria negó al padre de la niña en varias oportunidades que estaba recibiendo ayuda económica por parte del gobierno de EEUU, para sostener a la menor, sin embargo a Gattorno le dieron otra versión de los hechos.


“Mi niña sí tenía Medicaid y las consultas no las había pagado Nairobis, como ella me había dicho”, explicó el cubano.

El padre de la menor ahora tendrá que cambiar el apellido de Valeria, dado que en los registros aparece como Valeria de Armas (el apellido del esposo de Yarisleidi), como en los documentos del hospital a los que tuvo acceso el noticiero de Miami.

Por su parte, Nairobis Pacheco se defendió de las acusaciones en su contra, y detalló que la única motivación que tuvo para pedir la custodia temporal de la niña fue evitar que trasladaran a la bebé a un refugio.

“Nunca he querido quitársela a su padre, sino honrar la memoria de mi prima hermana, que me dejó a su cargo antes de morir”, alegó.

(Con información de El Nuevo Herald)