Ya son 26 los funcionarios estadounidenses afectados por los ataques supuestamente “acústicos” en la embajada de EEUU en la capital cubana, ha confirmado Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado.


Este jueves se ha confirmado que otro diplomático norteamericano fue víctima de los ataques a la salud en Cuba.

Heather Nauert, portavoz de la cancillería estadounidense comentó que el funcionario ha sido “medicamente confirmado” este jueves, luego de haber experimentado síntomas similares a los reportados por otros miembros del cuerpo de diplomáticos al frente de la misión de EEUU en La Habana.

Según la vocera, este caso y otro confirmado la semana pasada, son resultado de un incidente ocurrido a fines del pasado mes de mayo, en una residencia diplomática en la que ambos funcionarios estaban presentes.

Desde agosto de 2017, estos son los dos primeros casos confirmados en La Habana; Nauert ratificó que el Gobierno cubano ha asegurado a Estados Unidos que proseguirá con la investigación; hasta el momento se desconoce las causas o quienes han perpetrado estos ataques.


Los estadounidenses afectados han presentado una serie de síntomas que van desde lesiones cerebrales traumáticas hasta mareos, migrañas, fatiga, problemas cognitivos y visuales, insomnio, problemas auditivos entre otros.

Tomado de Martí Noticias reproducimos la versión en español del comunicado del Departamento de Estado al respecto:

El 28 de junio, tras una evaluación médica completa de un diplomático estadounidense que trabajaba en la Embajada de Estados Unidos en La Habana, se confirmó médicamente que había padecido efectos en la salud similares a los reportados por otros miembros de la comunidad diplomática estadounidense en la Habana. Como se anunció previamente, el 21 de junio se confirmó médicamente que otro diplomático que trabajaba en la Embajada de Estados Unidos en La Habana había experimentado efectos en la salud similares.

Estos son los primeros casos confirmados médicamente en La Habana desde agosto de 2017. Ambos casos son el resultado de una sola ocurrencia a fines de mayo en una residencia diplomática en la que ambos funcionarios estuvieron presentes. El número de estadounidenses ahora afectados es de 26. La salud y el bienestar de nuestro personal siguen siendo nuestra principal prioridad aquí en el Departamento de Estado.

La comunidad interagencial continúa trabajando diligentemente para determinar la causa de los síntomas, así como para desarrollar medidas de mitigación. Informamos al gobierno cubano de este ataque el 29 de mayo. El gobierno cubano nos aseguró que continuará su investigación. Recordamos enérgicamente al gobierno cubano su responsabilidad bajo la Convención de Viena de proteger a nuestros diplomáticos.

(Con información de Martí Noticias)