Desde inicios de mes entró en vigor en la Florida la prohibición de las ciudades santuarios que firmara en ley el gobernador Ron DeSantis el pasado 14 de junio.


Ahora es obligatorio que las ciudades y condados de Florida cooperen con ICE.

La medida de Florida prohíbe que las agencias de aplicación de la ley y los gobiernos locales adopten las llamadas políticas de santuario que limitan la cooperación con las autoridades federales de inmigración.

La medida requiere que las jurisdicciones locales retengan a los inmigrantes indocumentados que han sido encarcelados por hasta dos días adicionales para dar a los oficiales de ICE la oportunidad de recogerlos y dice que las agencias locales de aplicación de la ley deben hacer su «mejor esfuerzo para apoyar la aplicación de la ley federal de inmigración «.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien hizo pasar la prohibición una promesa de campaña, argumenta que esta nueva ley hará que las comunidades sean más seguras al requerir que la policía ayude a ICE.


La ciudad de South Miami y varios grupos de derechos de los inmigrantes, que presentaron una demanda desafiando la prohibición, dicen que pone en peligro la seguridad pública al alimentar el miedo a la aplicación de la ley en las comunidades de inmigrantes.

La aplicación de esta ley podría afectar a los cubanos que viven sin documentación legal en el estado mientras esperan al año y un día para aplicar a la residencia bajo la Ley de Ajuste Cubano.