Wikileaks publicó documentos que supuestamente revelan que la agencia de inteligencia estadounidense (CIA) utiliza tácticas de infiltración digital diseñadas para que parezcan hackeos de profesionales rusos.

Además afirman que esas «armas digitales» fueron robadas y podrían estar en manos de criminales extranjeros.

(Con información de CNN en Español)