El peleador cubano Yoel Romero cayó en su pelea contra Robert Whittaker a pesar de que en varias ocasiones tuvo cerca de propinarle KO a su contrincante.

Whittaker era el defensor del título y como siempre pasa los jueces tienden a inclinar la balanza hacia el campeón actual aunque no sea el justo ganador, el público no quedó muy conforme con la decisión de los jueces.

«Creo que el resultado es otro», dijo Romero tras acabar la pelea visiblemente molesto.

Whittaker supo aguantar los golpes del cubano para no quedar KO y los jueces terminaron dándole la pelea.