La empresa estadounidense de envío de remesas internacionales, Western Union, dijo que se encuentran estudiando el alcance de las nuevas sanciones para las remesas pero aclara que por ahora continúa enviandolas con normalidad.


«Los servicios de Western Union entre Estados Unidos y Cuba continúan operando. Los clientes estadounidenses pueden enviar dinero directamente a sus familiares en Cuba desde nuestras oficinas minoristas, o digitalmente a través de westernunion.com o la aplicación móvil de Western Union, para pagar en más de 400 tiendas minoristas en Cuba» dijo una funcionaria de la empresa a Radio y TV Martí.

«Brindaremos información adicional una vez que contemos con más claridad sobre cómo afectará a nuestros clientes (la regulación), muchos de los cuales dependen de las remesas de sus seres queridos» continuó la funcionaria aclarando que se encuentran revisando las nuevas sanciones.

El gobierno de Estados Unidos anunció la semana pasada que a partir del 27 de noviembre no se podrán enviar remesas a Cuba a través de empresas que pertenezcan a los militares cubanos.

Expertos aseguran que el 95.7% de las remesas que llegan a Cuba por las vías oficiales lo hacen con empresas controladas por las Fuerzas Armadas.