Vuelos Chárter a Cuba. Foto: Captura de pantalla

En correspondencia con la política de la administración del presidente Donald Trump, el Departamento de Transporte (DOT) de EEUU dio a conocer ayer jueves 28 de mayo que estaría limitando los vuelos chárter a Cuba a 3,600 en un año, con el objetivo de limitar el acceso a divisas que van a parar finalmente al régimen de La Habana, informa Martí Noticias.


Ese número se traduce en aproximadamente nueve vuelos diarios a Cuba, más o menos la misma cantidad de vuelos de esa categoría que operaron el año pasado entre ambos países.

La decisión llega a raíz de la solicitud del Secretario de Estado Mike Pompeo, en enero, que pidió limitar los vuelos chárter a la isla a «un nivel apropiado» para «fortalecer el impacto de la política» del gabinete de Trump.

La idea es hacer presión al régimen cubano para que respete «los derechos humanos y las libertades fundamentales» y cese su «apoyo desmesurado» al régimen de Caracas.

Entre el 1 de junio de 2020 y el 31 de mayo de 2021, los transportistas Swift Air y World Atlantic Airlines de vuelos chárter entre Estados Unidos y La Habana, tendrán que acogerse a la asignación inicial del DOT.


El comunicado agrega que los chárter restantes serán distribuidos por orden de llegada a los operadores interesados.

«Los transportistas que reciben vuelos trabajan con operadores turísticos que organizan los programas de chárter», explica la entidad norteamericana.

En referencia a la solicitud de Pompeo, el DOT cita que la medida evitaría que «los operadores chárter públicos amplíen sus servicios para compensar la acción de la Administración del 25 de octubre de 2019 que suspende los vuelos comerciales a esos aeropuertos».

El Secretario de Estado aclaró en su solicitud al DOT que «mantener y limitar los vuelos chárter públicos al Aeropuerto Internacional José Martí conserva la puerta de entrada principal para viajar desde Estados Unidos a Cuba para las visitas familiares u otros fines legales, al tiempo que evita que los operadores chárter públicos aumenten el servicio a La Habana en respuesta a la suspensión de vuelos a todos los otros aeropuertos en Cuba», desde octubre de 2019.