Lo que antes parecía un sueño imposible, en realidad podría hacerse realidad para David Beckham y sus socios.

Los votantes de Miami aprobaron un referéndum que permitirá al grupo de David Beckham negociar un contrato de arrendamiento para construir un nuevo estadio en terrenos de la ciudad donde actualmente se encuentra el campo de golf de Melreese.

No hace falta decir que la superestrella del fútbol estaba extasiada cuando los votos llegaron durante toda la noche.

«Hoy no le hemos probado solo a Miami sino al mundo que la persistencia, la paciencia hace que las cosas sucedan», dijo Beckham en un evento de celebración en Coral Gables. «Vamos a traer un equipo ganador del campeonato».


Con el 87 por ciento de los precintos informando, los que votaron ‘sí’ tuvieron un 59 por ciento, mientras que los que se oponen al desarrollo solo obtuvieron el 40 por ciento de los votos.

Beckham y el empresario de Miami, Jorge Mas, han deseado durante mucho tiempo construir un complejo de mil millones de dólares al este del Aeropuerto Internacional de Miami, y ahora podrán hacerlo sin un proceso de licitación competitivo.

Si las negociaciones concluyen como se esperaba, Miami Freedom Park incluirá un estadio de 25,000 asientos para el nuevo equipo MLS de la ciudad, junto con un hotel y espacio para oficinas.

La propiedad está prometiendo a la ciudad aproximadamente $ 3.5 millones en alquiler anual.