votoblanco

En Florida, estado clave para la elecciones presidenciales de la casa blanca, el voto blanco fue determinante en la victoria del candidato Trump en vez del voto de la comunidad cubana de la misma forma que en el resto del país.


Los analistas Giancarlo Sopo, fundador de CubaOne y Guillermo Grenier, sociólogo de la Florida Internacional University coinciden en que «el voto blanco no hispano fue el que le dio a Donald Trump la victoria», así como «no hay evidencia de que el voto cubanoamericano fuera determinante en FLorida» según publican en su blog.

También coinciden en que tampoco la candidata demócrata Clinton se hubiese hecho con la victoria de haber logrado una gran ventaja dentro de la comunidad. Aseguraron: «Clinton habría perdido Florida incluso si hubiera ganado el voto cubanoamericano con 10 puntos de ventaja».

Análisis en contra de la opinión publica que asegura que el voto de la comunidad cubana fue decisivo en la victoria del candidato republicano. Basándonos en esta premisa los analistas estudian las encuestas oficiales.

Según el portal Latino Decisiones el cincuenta por ciento de los cubanoamericanos en todo el pa’is votaron con Clinton, sin embargo si se analiza por zonas en Florida Trump obtuvo el 52% del voto cubanoamericano mientras que en las áreas más urbanizadas el voto se decantó por Clinton superando al conseguido por Obama en las elecciones de 2012.


Si hacemos un análisis a nivel local, en el condado de Miami-Dade, con alta presencia de población cubana, uno de cada tres habitantes, Clinton se hizo con la victoria con casi 30 puntos de ventaja según informa el órgano electoral del condado.

Gracias a estas cifras se puede interpretar que la población cubanoamericano que representa alrededor del 6% del electorado no resultó determinante en la victoria de Donald Trump.

El voto determinante, igual que en el resto del pais, fue el voto blanco que le dio la entrada en la Casa Blanca al candidato Trump: «Sesenta y cuatro por ciento de los blancos no hispanos apoyaron a Trump, contra 32% que votaron por Clinton» en Florida aseguran los analistas Sopo y Grenier a diferencia del 61% y 37% que recibieron los candidatos Obama y Romney respectivamente en las elecciones del 2012 con el mismo electorado.