El gobierno y empresas de Minnesota seguirán trabajando con Cuba en las áreas en las que puedan, como el comercio agrícola, pese al retroceso en la distensión bilateral ordenado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves la vice gobernadora de ese estado, Tina Smith.


Smith, la primera representante de un estado de Estados Unidos en visitar oficialmente Cuba luego del anuncio que hizo Trump el viernes pasado, dijo que las autoridades cubanas están preocupadas por la marcha atrás en las relaciones bilaterales.

La funcionaria, que encabeza una delegación bipartidista de Minnesota, dijo que estaba contenta de poder transmitir el mensaje de que aún había mucho apoyo para seguir normalizando las relaciones.

«No se puede negar que las acciones que Trump tomó el viernes pasado son un verdadero revés», dijo Smith, del partido demócrata, en una entrevista en los jardines del emblemático Hotel Nacional en La Habana.

«Pero lo importante para mí es que hay un apoyo bipartidista a nivel federal para normalizar y modernizar nuestra relación», agregó.


Minnesota es uno de los estados agrícolas más grandes de Estados Unidos y la delegación de Smith incluye también al comisionado de agricultura y al jefe de la asociación de productores de maíz. La delegación espera mejorar los vínculos y promover las exportaciones a la isla.

Las asociaciones de agricultores estadounidenses han sido particularmente críticas con la decisión de Trump de revertir la apertura con Cuba emprendida por el expresidente Barack Obama, argumentando que podría descarrilar el enorme crecimiento de las exportaciones agrícolas que sumaron 221 millones de dólares elaño pasado.

Trump anunció reglas más estrictas para los ciudadanos de su país que viajan a la isla caribeña y restricciones a los negocios con empresas militares, que gestionan gran parte de la economía local.

(Con información de Martí Noticias)