Derrumbe en Centro Habana. Foto: CubaNet ( AUGUSTO CÉSAR SAN MARTÍN )

Residentes de un edificio de tres pisos que se desplomó por completo esta semana en la Calle Virtudes entre Manrique y Campanario en Centro Habana, fueron ubicados por el Gobierno en locales en muy malas condiciones, muchos de ellos también en peligro de derrumbe, reportó Radio Martí.


«Dicen las autoridades que en estos momentos no hay albergues para esas personas, a algunos los mandaron para la Casa de la Cultura de Los Sitios, para tiendas que estaban cerradas, a muchos los mandaron para el Pre (universitario) que está en Amistad y Barcelona, que de ahí sacaron a los muchachos porque ese Pre, se está cayendo», contó Yohana Ceruto, vecina de los damnificados por el derrumbe, quien pudo escuchar el fuerte estruendo.

Aunque no hubo fallecidos o lesionados, muchos de los ocupantes perdieron sus pertenencias, según la testigo, sus vecinos llegaban mucho tiempo reclamando una vivienda digna a las autoridades.

Incluso Ceruto reveló que personas que vivían al lado del edificio pensaron que el derrumbe no les iba a afectar, y perdieron sus cosas en el siniestro.

En el mismo orden de infortunios, a pocas horas y también en la Calle Virtudes, a unas cuadras más arriba, entre Gervasio y Belascoaín, ocurrió otro derrumbe parcial en un edificio multifamiliar, que perdió las escaleras y el techo, dejando incomunicados a los residentes.


«No sé si irán a evacuar, pero ahí quedan gente viviendo», confesó Tomás Pérez, vecino del lugar.

El régimen de la Isla espera cerrar este año con unas 42.000 viviendas construidas, sin embargo el déficit habitacional en Cuba es muy superior de alrededor de 800 mil viviendas.