Foto de archivo- pixabay

Con miles de personas llegando a vacacionar a las playas de la Florida, también hay más avistamientos de tiburones, advierte un reporte de The Washington Post.


Urge en el verano prestar atención a las advertencias de los socorristas. La semana pasada un tiburón de 8 a 12 pies mantuvo a los nadadores fuera del agua durante más de una hora en la playa de Nokomis, cerca de Venecia, frente a la costa del Golfo de Florida.

La Oficina del Sheriff del Condado de Pasco, también se hizo eco de otro tiburón martillo a 100 millas al norte, a través de un vídeo.

Según OCEARCH, un grupo sin fines de lucro que etiqueta a los tiburones y los rastrea en su sitio web, muchos de sus grandes tiburones apodados pasan el tiempo frente a la costa de Florida.

Miss May, estaba frente a la costa de Daytona Beach, Caroline estaba fuera de los Cayos de Florida, Miss Costa estaba en el estrecho de Florida entre los Cayos y Cuba, y Hudson estaba en el golfo de México, frente a la costa de Nápoles, de acuerdo al monitoreo de un día de la semana pasada.


Año tras año las principales mordidas de tiburón ocurren en las costas de Florida, más que en cualquier otro lugar del mundo, con el condado de Volusia a la cabeza.

El pasado mes de abril, un tiburón mordió a un adolescente de Sanford, Florida, en la pantorrilla mientras se metía en aguas profundas hasta la cintura en New Smyrna Beach, indicó un portavoz del Departamento de Seguridad de las Playas del Condado de Volusia, afortunadamente el incidente no fue fatal.

Las mordeduras de tiburones disminuyeron en todo el mundo el pasado año, de las 66 ocurridas, 32 tuvieron lugar en aguas de EEUU y solo una de las 32 fue fatal frente a la costa de Massachusetts, además significó el primer ataque fatal de tiburones en el país desde 2015, recoge el International Shark Attack File.

Pero Florida fue el lugar donde ocurrieron la mitad de los ataques de tiburones de 2018; el condado de Volusia volvió a liderar con cuatro mordidas, mientras en Brevard se registraron tres, y en Nassau y St. Lucie dos. Los condados Duval, Monroe, Palm Beach, Pinellas y St. Johns, reportaron una mordida.

Por su parte 2019, ya tuvo su primer ataque mortal de tiburones en Estados Unidos, ya que un hombre fue asesinado recientemente en la costa de Hawai.