Jenny Robinson, vocera de UPS se disculpó públicamente por el incidente ocurrido en una tienda de la empresa en Miami donde un empleado discrimino a una cubana por no hablar ingles.


«Nos disculpamos sinceramente por la experiencia negativa que tuvo esa persona», dijo la encargada de relaciones públicas de la compañía en un comunicado.

La vocera aseguró que el empleado que cometió el acto racista en la tienda de UPS fue despedido inmediatamente.

¡Maldito español! Yo sabe hablar, pero tú no sabes hablar inglés” dijo el empleado a la cubana y después la voto de la tienda.

“Todas la franquicias UPS Store son de propiedad independiente y cada franquicia es responsable de la contratación de sus empleados conforme a las leyes y regulaciones estatales. The UPS Store, Inc. es una organización de igualdad de oportunidades y valoramos la diversidad” dijo Jenny Robinson en un comunicado.