Finalmente la prensa estatal cubana publica un artículo donde expone el silenciado tema del suicidio en la Isla, los cubanos tenemos fama de jaraneros, de contentos y bailadores, sin embargo la Mayor de las Antillas, tiene una de las tasas de suicidio más altas de América Latina señalaba CubaNet en un trabajo titulado “El suicidio en Cuba: un tema tabú” de 2016.

Según el periódico local Escambray, en Sancti Spíritus se han registrado 389 muertes por ese motivo durante 2013 y 2017, a nivel nacional en el mismo lapso de tiempo 8.954 cubanos se han quitado la vida, dio a conocer la prensa oficialista citando datos del gobierno.

La misma publicación añade que el suicidio estuvo entre las diez principales causas de muerte en el país caribeño, en ese período de tiempo.

De acuerdo a la prensa cubana, la mayoría de los suicidios estuvieron relacionados con “conflictos personales y familiares”, y refiriéndose a datos del Anuario Estadístico y fuentes de la Dirección Provincial de Salud, las 90 muertes registradas en Sancti Spíritus el pasado año, triplican la cifra de “muertes ocasionadas por accidentes de tránsito en el 2017 aquí (en la provincia), representa la mayor del quinquenio, cuando las tasas de fallecimientos anuales por lesiones autoinfligidas intencionalmente rebasaron siempre la media nacional en ese lapso”.


Diario de Cuba subraya que es “inusual” que la prensa que responde a los intereses del gobierno en la Isla publique datos sobre suicidios y otro tipo de muertes violentas, ya que “con frecuencia el Gobierno cubano recibe críticas por escamotear esos datos”.

Según el mismo medio, “a muchos cubanos les sorprendió que el Gobierno reconociera el suicidio como causa de la muerte de Fidel Castro Díaz-Balart, primogénito de Fidel Castro, el pasado 1 de febrero”, puesto que el régimen de La Habana siempre ha considerado el suicidio como algo “deshonroso”, acota Diario de Cuba.

El diario estatal cubano puso como pretexto que el tema de los suicidios en la Isla ha sido una cuestión manipulada “con fines políticos por medios de comunicación para crear matrices de opinión contrarias a la Revolución”.

Apuntó que este tipo de hechos consumados “no son exclusivos de Sancti Spíritus ni de Cuba”, y dijo que casi la mitad de “estos hechos” obedecen “a fricciones familiares, condicionadas por hogares disfuncionales, incomprensiones y problemas en la comunicación”.

“Los conflictos de pareja y personales también condujeron a la tentativa, presente de modo significativo en el grupo femenino de 20 a 39 años”, enfatizó Escambray.

Según el medio oficialista las mujeres como sector más vulnerable “recurrieron sobre todo a la ingestión de psicofármacos para quitarse la vida”.

(Con información de Diario de Cuba)