Se han dado cita en el XI Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2018 más de 20 instituciones académicas de EEUU, y han abogado por “fortalecer las relaciones entre los centros de altos estudios de ambos países”, quejándose también de que la Administración Trump haya revertido el deshielo iniciado por su predecesor en la Casa Blanca Barack Obama.


Las instituciones estadounidenses abordaron el desarrollo de proyectos de investigación científica e intercambio académico, en uno de los encuentros sostenidos durante las sesiones de trabajo, según recogió el sitio oficial Cubadebate.

La representante del Instituto Internacional de Educación (IIE) de EEUU, Clare Hoverman dijo que su visita a la Mayor de las Antillas “es una muestra del interés de consolidar los lazos de trabajo entre las universidades de su país y las cubanas a partir de los buenos resultados alcanzados en los últimos cinco años”.

“(…)Queremos establecer nuevas relaciones entre nuestros países. Las universidades cubanas son ejemplo de la educación superior a nivel mundial a pesar de las carencias económicas existentes en el país y es un privilegio compartir con muchas de ellas en este congreso”, añadió.

Hoverman declaró que “la nueva política de su Gobierno hacia Cuba dificulta el intercambio y la investigación científica”, resume Cubadebate. También dijo estar en contra del embargo, porque les obstaculiza “establecer vínculos entre colegas y cosas tan simples como el intercambio de estudiantes y profesores se hace casi imposible”.


El rector de la Universidad de La Habana (UH), Gustavo Cobreiro Suárez expresó que los Gobiernos de Cuba y los EEUU sostienen más de 60 convenios de colaboración en la actualidad, y recordó que la UH fue pionera en las relaciones académicas, aunque advirtió que los vínculos han fluctuado en dependencia de las administraciones estadounidenses.

La revista oficial La Jiribilla se quejó de las restricciones impuestas por el Gobierno de Trump, y reportó que a finales de 2017, 24 colegios y universidades del norte se habían visto “forzadas a cancelar sus proyectos” con instituciones estatales cubanas.

El medio de prensa acusó a Trump de “injerencista” y que iba “más allá de los trasfondos típicos de guerra fría”.

(Con información de Diario de Cuba)