Universidad de La Habana (Imagen de archivo)

Las universidades cubanas también se ven afectadas a causa de la crisis energética en el país, los principales centros de estudios a lo largo y ancho de la Isla han reajustado sus horarios, lo que ha traído como consecuencia una reducción del tiempo de las clases, y el cierre parcial de algunas facultades durante días laborables, informó el independiente diario digital 14yMedio.


El lunes la viceministra primera de Educación Superior, Martha Mesa, dio a conocer que la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae), la principal del país en ingenierías y arquitectura, cerrará sus puertas los lunes y martes, y sólo se impartirán clases durante tres días, de miércoles a viernes.

Por su parte la emblemática Universidad de La Habana no abrirá los viernes, y el resto de la semana se ha acortado la duración de las clases; algunas facultades cerrarán sus puertas a las 3:00 pm, en lugar de a las 6:00 pm, horario en que era habitual que los alumnos regresaran a sus casas, revela la prensa independiente.

La Universidad de Matanzas y la Universidad Central Marta Abreu de las Villas (UCLV) de Villa Clara, también han reajustado sus horarios, de acuerdo a información proporcionada por el propio Gobierno cubano.

El régimen ha adoptado estas nuevas medidas de ahorro energético con el objetivo de reducir el consumo de electricidad y combustible para el transporte, debido al descalabro económico-político y social en Venezuela, encargada de abastecer la Isla con crudo subsidiado.


El Gobierno cubano ha insistido en que aunque el país no ha retornado al tan temido «Período Especial», la crisis no se resolverá a corto plazo.

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel se ha exculpado, quitando responsabilidad de los sucesos a su Gobierno, y ha responsabilizado al embargo y a las sanciones de EEUU de los males que acontecen sobre la vida de los cubanos.