Una veintena de expresos políticos cubanos se han sumado al Manifiesto por la libertad de Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), quien sufre una pena de tres años de privación de libertad, en una prisión de la Isla.


Este fin de semana, el sitio digital del movimiento actualizó el listado de personalidades políticas, intelectuales y defensores de los Derechos Humanos que se suman al llamado por la libertad del médico cubano, que el pasado 30 de noviembre cumplió un año tras las rejas.

Entre los firmantes del Manifiesto aparecen, José María Gil-Robles, ex Presidente del Parlamento Europeo; Javier Rupérez, Embajador de España y ex Diputado a Cortes; Carlos Uriarte, Miembro del Consejo de Presidencia de la Unión Paneuropea Internacional y Guillermo Gortázar, exdiputado del Partido Popular y Presidente de la Fundación Hispanocubana, entre otros.

Los doctores Marcelo Cano y Alfredo Pulido, los periodistas independientes Víctor Rolando Arroyo, Pablo Pacheco Ávila y Manuel Vázquez Portal; la prestigiosa escritora Zoe Valdés, el pintor Sergio Lastres y el músico de la Agencia Cubana de Rock Fanny Tachín Orizondo, también se han sumado a la iniciativa para liberar al preso de conciencia.

Cuba en Miami reproduce de manera íntegra el texto del Manifiesto:

Eduardo Cardet , “el médico del pueblo”, encarcelado el 30 de noviembre 2016 por motivos políticos y declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional sigue hacinado entre los presos comunes y condenado a tres años en un juicio fraudulento por atentado a la autoridad.

Su notoriedad en Cuba se debe a ser el sucesor de Oswaldo Payá al frente del MCL, el Movimiento Cristiano Liberación, que lleva adelante la demanda pacífica “Un Cubano, Un Voto”, que se está entregando en mano a los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba y que como represalia ha acabado con su líder en prisión.

Al doctor Cardet se está aplicando como recluso un régimen severo en abierta violación de las mismas leyes penitenciarias vigentes en la isla caribeña.

Su detención hace un año fue alevosa, pues fue detenido y golpeado delante de sus hijos. En todo este largo periodo de detención arbitraria está controlado en todo momento por la Seguridad del Estado. Su familia también está amenazada y coaccionada y todo ello cuando según el régimen cubano se le imputa únicamente un delito común de trifulca con uno de los policías que le detuvo.

Cuba siempre ha sido un pueblo hermano con el que nos unen grandes lazos de sangre y de historia compartida. La liberación de Eduardo Cardet, que el pasado julio fue distinguido con el Premio a la Libertad de Conciencia de la Fundación Paz y Cooperación, es una causa justa que merece el apoyo de todos los ciudadanos demócratas.

Por esta razón, los abajo firmantes formulamos a las autoridades cubanas esta petición de liberación de los encarcelados de conciencia en Cuba. Así mismo, pedimos a las autoridades españolas que, en coherencia con los principios de defensa de los derechos humanos y de la democracia, hagan cuantas gestiones estén en su mano para la más pronta puesta en libertad de Eduardo Cardet y demás presos de conciencia en Cuba.

(Con información de Martí Noticias)