Imagen de Local 10 News

Una pequeña serpiente no fue detectada por la seguridad del aeropuerto de Fort Lauderdale y terminó haciendo un largo vuelo de más de 8 horas hasta Hawaii.


La serpiente, que se encontraba en la mochila de un pasajero, logró hacer todo el trayecto sin ser descubierta. El dueño de la mochila, un turista de Virginia de 20 años, no tenía idea de su acompañante de vuelo, y se enteró al verla salir del equipaje una vez que arribó al aeropuerto de Maui.

El dueño del equipaje informó inmediatamente a la policía local, ya que las serpientes están prohibidas en la isla. Un funcionario del Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawai fue llamado a la propiedad y detuvo a la serpiente.

Las serpientes no tienen depredadores naturales en las islas, lo que las convierte en una grave amenaza para el medio ambiente de Hawai, dijeron los funcionarios de vida silvestre.

La serpiente, una Southern Black Racer, tiene aproximadamente el tamaño de un bolígrafo y parece ser un recién nacido, dijo el funcionario de vida silvestre. Sin embargo, esa especie aunque no es venenosa puede llegar a crecer hasta 6 pies de largo.