La policía de Miami arrestó la madrugada del martes a un hombre que junto a otros dos sujetos se hizo pasar por policía para asaltar a una pareja en La Pequeña Habana, informó el Nuevo Herald.

El incidente comenzó pasadas las 11:30 p.m. del lunes, de acuerdo con el reporte policial del arresto. La pareja iba en un automóvil Mazda CX-3 blanco cuando estacionó el carro en la esquina de la SW 5 Ave. y la West Flagler St., luego tres hombres se acercaron al vehículo.

Uno de los miembros de la banda que llevaba puesta una chaqueta negra que decía “Policía” le tocó la ventanilla al conductor, haciéndole un gesto para que bajara el cristal.

“Soy detective, es peligroso por aquí. Bájense del carro. Queremos asegurarnos de que no tienen armas o drogas”, dijo el impostor, según el relato de las víctimas. “Estos otros dos detectives son nuevos”.

El conductor del Mazda accedió al pedido del sujeto, pero la mujer se quedó dentro del coche y solo le entregó su cartera a uno de los presuntos oficiales.


Los hombres palparon al conductor y le quitaron $30 que tenía en el bolsillo de su pantalón. Luego la pareja observó como uno de los “policías” se quedaba con una de las tarjetas de crédito de la mujer, al mismo tiempo que aparentaba examinar sus credenciales.

Fue allí que las víctimas se dieron cuenta que los tres hombres no eran quienes decían ser, y entonces los amenazaron con denunciarlos a los verdaderos policías.

Ante la advertencia, los ladrones sacaron varios cuchillos y procedieron a revisar el interior del Mazda en busca de objetos de valor, a su vez le quitaron la llave del carro al conductor. Después huyeron en un automóvil blanco modelo antiguo.

La pareja, por su parte, se quedó en la escena e hizo la denuncia a las autoridades. Unos 10 minutos después arribaron dos patrulleros de la policía de Miami.

Los oficiales investigaron el lugar del robo en busca de pistas.

Al rato las víctimas vieron al sospechoso, Rodrigo Jeremías Sánchez de 21 años, caminando por la vereda de en frente. El vocero de la policía Christopher Bess confirmó que Sánchez es de origen argentino.

Sánchez está acusado de robo a mano armada y de hacerse pasar por un agente de la ley. Se encuentra actualmente detenido en el Centro Correccional Turner Guilford Knight, al este de Doral, sin derecho a fianza.

La policía no dio a conocer hasta el momento la identidad de las víctimas, o si lograron atrapar a los secuaces de Sánchez.