Los Boda, domiciliados en Charleswood Canadá, estaban disfrutando de sus vacaciones en las instalaciones y playas de Cayo Coco, al norte de Ciego de Ávila, Cuba.


El 5 de enero, Rózsa Boda de 51 años, empezó a sentir dolor en el pecho siendo atendida inmediatamente por el médico habilitado en la mencionada instalación, lugar donde esta familia quiso celebrar el 50 cumpleaños de János.

Teniendo en cuenta los síntomas presentados el médico indicó el traslado de Rózsa en ambulancia al hospital que más cerca se encontraba.

La celebración se convirtió en tragedia, pues en la trayectoria hacia el hospital, la ambulancia tuvo un accidente y János y Rózsa Boda fallecieron.

Las autoridades se pusieron en contacto con la familia en Canadá, los cuales fueron impuestos de todo el suceso, en estos momentos están en contacto con la embajada de Cuba en Canadá para llevar a cabo los trámites que permitan el regreso de los cadáveres a su ciudad.