Una maestra de Florida será suspendida por 10 días después de que una investigación descubriera que puso desinfectante para manos en la boca de un estudiante.


La maestra, identificada como Guyette Duhart de Polo Park Middle School, fue acusada de poner desinfectante para manos en la boca de un niño en octubre de 2019.

Duhart, quien enseña ciencias, admitió que sostuvo una botella de desinfectante para manos cerca de la boca del estudiante porque estaba hablando en clase. Sin embargo, afirmó que fue el niño quien vertió el desinfectante en su boca.

Varios estudiantes presuntamente presenciaron el episodio y corroboraron la historia del estudiante.

El estudiante escupió el desinfectante y salió del aula. Cuando regresó a clase, dijo que Duhart le permitió lavarse la boca.


«Realmente no sabía que algo ocurría hasta que se fue», dijo Duhart a los investigadores, según The Palm Beach Post. «Regresó a la clase y le permití que se lavara la boca».

El distrito escolar concluyó que la acusación contra Duhart fue confirmada. El miércoles, la junta aprobó una suspensión de 10 días sin pago.

La suspensión comenzará el 12 de marzo, pero Duhart está apelando, dijo Julie Houston Trieste, portavoz del distrito escolar, a NBC News.

«Ella sigue siendo reasignada fuera de la escuela en espera del resultado de la investigación», dijo Trieste.

La escuela está ubicada en Wellington en el condado de Palm Beach.