Carne de cerdo en Cuba. Foto: TRAN THI HAI YEN / Shutterstock.com

La escasez en Cuba sumado al ordenamiento económico que trajo un aumento significativo de los precios ha provocado que alimentos muy buscados por los cubanos alcancen valores astronómicos.

«En Holguín la carne de cerdo al corte está desde 70 hasta 90 pesos y la limpia para bistec, a 130 pesos; 20 pesos una libra de guayaba, 25 una de pimiento. Ayer un carretillero me vendía una pata de cebollas (con no más de 12 unidades medianas) en 300 pesos» se quejó un residente en la provincia de Holguín durante un reportaje del diario oficialista Juventud Rebelde.


El costo de los productos en Cuba han subido a un ritmo que supera el tímido aumento salarial anunciado por el gobierno de la isla.

A la escasez y a los precios hay que sumarle que el gobierno no vende dolares a los ciudades y las tiendas en divisas son las únicas en las que se pueden encontrar algunos productos básicos.

Las quejas de la población son diarias sobre el precio de las cosas donde los trabajadores profesionales no pueden ni siquiera pagar por los productos y servicios básicos.