Las autoridades dicen que una mujer dejó a su bebé de «horas de nacida» en brazos de un bombero en una estación de bomberos del sur de la Florida.

SunSentinel informa que la bebé fue dejada en la estación de bomberos 38 en Davie el jueves por la mañana. Bajo la ley Safe Haven del estado, los padres pueden dejar recién nacidos en una estación de bomberos o en la sala de emergencias de un hospital sin que se les hagan preguntas.

No se llamó a la policía cuando la madre dejó a la bebé, que estaba envuelto en una toalla.

El jefe del batallón, Daniel Moran, dice que «las madres en crisis deben saber que es completamente anónimo y en el mejor interés del niño» llevar bebés a las autoridades si no pueden cuidarlos.


Moran dice que la bebé pesaba unas 6 libras y que «estaba en buenas condiciones».

La bebé será puesta en adopción.