Cubanoamericana Bettina Inclán, directora de comunicaciones de la NASA (Imagen tomada de redes sociales de la NASA)

Una cubanoamericana es directora de Comunicaciones de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), se trata de Bettina Inclán, hija de una inmigrante cubana y un mexicano, su abuelo materno fue preso político en la Isla.


Inclán conversó con The Skimm sobre su historia, a propósito del Mes de la Herencia Hispana en EEUU.

«Soy comunicadora y narradora de historias, estadounidense de primera generación, feliz esposa y madre de dos niños increíbles. Tengo un trabajo soñado como directora de Comunicaciones de la NASA, donde lidero los esfuerzos trabajando junto al equipo más talentoso del universo. He trabajado en el campo de las comunicaciones durante aproximadamente 20 años adquiriendo experiencia en el sector público y privado, así como en comunicaciones políticas y sin fines de lucro», reveló.

Bettina se inició en relaciones públicas desde la escuela secundaria, en un trabajo para la gala anual celebrada por la organización sin fines de lucro de su madre.

«El día después de graduarme de la universidad, me mudé a Washington DC y poco después comencé a trabajar para un miembro del Congreso. Eso lanzó mi carrera en comunicaciones políticas. Cuando tenía 25 años, dirigía una organización política a nivel nacional. Más recientemente, trabajé en consultoría de estrategia pública y relaciones públicas para grandes empresas tecnológicas, causas ambientales, funcionarios electos y clientes en el negocio del entretenimiento», contó.


Su pasión confiesa siempre ha sido empoderar a las mujeres y a las comunidades desatendidas, incluida la comunidad hispana de donde proviene.

«Mi madre es una exiliada cubana. Mi padre es un inmigrante de México. Ambos llegaron a este país sin nada. Mi abuelo materno estuvo separado de su familia durante 14 años y pasó tiempo como preso político en Cuba, su único delito fue tener un punto de vista diferente y negarse a unirse al Partido Comunista. Estoy agradecida por todo lo que esta nación le ha dado a mi familia. Las increíbles oportunidades y libertades que tenemos en Estados Unidos y lo afortunada que he sido en mi carrera. No podría haberlo hecho sin el amor y el apoyo de mi familia», expresó.

La cubanoamericana graduada de la Universidad Internacional de la Florida, detalla que una de las mejores partes de su trabajo es compartir con las personas cuestiones de tecnología y descubrimientos de la NASA que han mejorado la vida de los seres humanos, a partir de investigaciones médicas realizadas en la Estación Espacial Internacional que algún día podrían tratar enfermedades como el Alzheimer, o los satélites que nos brindan televisión y permiten la transmisión rápida.

Entre las canciones y artistas que la inspiran y la animan a superarse aparecen sin duda cantantes cubanos, ella menciona Lo que esta pa ‘ti de Willy Chirino, y Ríe y llora de la entrañable Celia Cruz.

«Este tipo de canciones alentadoras me recuerdan a mi familia y quién soy, y me hace pensar que pase lo que pase, me respaldan. Eso me da un impulso de confianza», concluyó.