Aunque no cuenta en los registros internacionales de longevidad, María Emilia Quesada, una cienfueguera que nació en 1901, pudiera ser la cuarta mujer viva de mayor edad en el mundo, según un diario local cubano.

Según el Grupo de Investigación de Gerontología (GRG, por sus siglas en inglés) institución encargada de verificar la autenticidad de los supercentenarios y de cuya lista se nutre el Libro de Récord Guinness, solo la italiana Emma Morano, la jamaicana Violet Brown y Nabi Tajima, nacieron antes que la cubana Quesada.

La Primorosa, como también se le conoce en su terruño, nació el 5 de enero de 1901 y nunca se casó, ni tuvo hijos.

Para superar a la francesa Jeanne Calment (fallecida a los 122 años y 164 días) como persona más longeva de la historia, Quesada debería vivir al menos hasta el 20 de mayo de 2023