Foto de Teena Lavalvo- WPTV

Una propietaria en la comunidad de Tequesta Cay, en Tequesta en el sur de la Florida, está luchando contra la asociación del condominio que no le permite acoger a un amigo de muchos años que quedó sin hogar en las Bahamas luego del paso del devastador huracán Dorian.


Donell Pubien y Teena Lavalvo son amigos de hace más de 10 años y luego de la tormenta la familia de Teena se ofreció para acoger a Pubien y su familia en Florida.

La mayor parte de la familia se quedó en casa de una hermana de Teena pero por espacio Pubien se quedó en la vivienda de Teena en el condominio de Tequesta.

Otros bahameños desplazados también se quedaron en su casa temporalmente. Ella dice que el total más alto fue de siete, que fue por una noche. Ahora ella dice, ahora es solo él.

Teena fue acogedora, sin embargo dice que su asociación no.


«(El gerente) indicó que había sido informada de que había traído familias desplazadas a mi casa y que eso iba en contra de las reglas de mi asociación», dijo Lavalvo en una entrevista a WPTV.

Pocos días después de esa conversación, recibió una carta de la compañía administradora de su asociación. Dice que la casa es para una sola familia y que no se le permite alquilar habitaciones. Ella dice que está proporcionando vivienda temporal de forma gratuita.

«No entiendo cómo esta asociación, o cualquier otra comunidad, no sentiría empatía por el hecho de que hemos pasado por un período muy corto de transición», dijo sobre la situación de los evacuados.

A partir de la próxima semana, podría recibir una multa de $ 100 a $ 1,000 cada día que haya un bahameño desplazado allí.

Pubien dijo: «De todo, siempre encontrarás personas rencorosas y personas que simplemente no se preocupan por otras personas. Pero siempre encontrarás buenas personas donde quiera que vayas «.

WPTV llamó a la asociación para hablar con el director pero no recibieron respuesta.